lunes, 23 de febrero de 2009

Izquierda Unida califica de «cuestión municipal» el ERTE presentado por Valeo en Martos


Ante el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) presentado por Valeo, Izquierda Unida calificamos de improcedente e injusto tanto el fondo como la forma en que la empresa multinacional está llevando a cabo el ERTE. Resulta absolutamente impresentable que la empresa se desmarque súbitamente de una negociación colectiva y proponga un expediente de regulación de empleo sin contar con los representantes de los trabajadores.
Por otra parte, la dirección de Valeo tendría que considerar que los trabajadores y trabajadoras de la empresa han estando dándole beneficios a dicha empresa desde hace unas cuatro décadas, y que lo han hecho incluso sacrificando derechos y soportando despidos (alrededor de 500 en los últimos meses). Y si ahora le toca a ella sacrificarse un poquito no es justo que responda con un ERTE. Además, habiendo recibido cuantiosas subvenciones públicas para evitarlo.
Desde Izquierda Unida Martos se sospecha que el ERTE de 40 días, más que una medida en sí misma, sea el comienzo de una degradación laboral cuantitativa y cualitativa, y de una pérdida progresiva de producción, tendentes a la desaparición de la planta en Martos para establecerse en otros países donde los abusos laborales y la explotación de la clase obrera esté ampliamente tolerada. Por tanto afirmamos que resulta imprescindible que las administraciones responsables lleven un control riguroso y exhaustivo de todo el proceso del expediente.
Es la hora de solidarizarse con los 1.440 trabajadores de Valeo y con los 2.500 de empresas auxiliares que del mismo modo sufrirán las consecuencias del recorte laboral que ha presentado dicha empresa. Pero es hora también de dejar a un lado las discrepancias, las diferencias y los protagonismos, para entender que este ERTE, unido a la grave situación que vive el sector del olivar y el aceite, supone uno de los problemas económicos y sociales más críticos que han de afrontar las 3.500 familias afectadas, en particular, y el pueblo de Martos en general.
Por ultimo queremos finalizar diciendo que, por la importancia y la trascendencia que tiene, el ERTE ha de ser valorado como «cuestión municipal», lo que implica apelar a la unidad de los trabajadores, a la unidad sindical y a la unidad social y política. Es el momento de que todas y todos arrimemos el hombro para defender los puestos de trabajo, y para impedir que el perjuicio siempre busque la misma casa.

3 comentarios:

Marteño dijo...

Sabeis que en ELDON tambien tiene problemas, al parecer van a despedir a 25 trabajadores.

parado dijo...

Ya se empieza a reconocer que llegaremos a los 5 millones de parados en España.

Anónimo dijo...

cuidadado con estos temas y precaución.